Selección presidida por Fabrice Sommier

Un vin presque parfait…

... debe ante todo, si no es de una calidad irreprochable, por lo menos estar en total conformidad con nuestras expectativas gustativas para acompañar un plato, o para ser un compañero generoso y simpático al momento de divertirnos.
Por lo tanto, sea cual sea el precio que deseemos pagar y la presentación de la botella, es fundamental que la bebida sea rica, sabrosa y haya sido bien elegida.

Por lo tanto, debíamos contar con un profesional para tener la certeza de que los vinos fueron seleccionados con rigor y que corresponden lo más posible a los gustos del consumidor.
Esta misión fue confiada a un ilustre sumiller: Fabrice Sommier.

Fabrice Sommier

A los 40 años, Fabrice SOMMIER está en la cima de su arte y sobre todo es un "paladar" que conoce perfectamente las expectativas de los aficionados del vino, expertos o neófitos.

Meilleur Ouvrier de France Sommellerie 2007

Mejor Obrero de Francia de Sumillería 2007

Aporta sus conocimientos para dirigir y apoyar a los catadores de un "Vin Presque Parfait"

Master of Port

Master of Port 2010

Su título de Mejor sumiller de Francia de vinos de Oporto es la garantía de un eclecticismo necesario para responder a los gustos actuales de los nuevos consumidores.


Presidente de la Asociación de Sumilleres de Lyon y de Rhône Alpes, tiene la legitimidad absoluta para organizar la cata.

Por ser también presidente de la asociación de los Mejores Obreros de Francia Sumilleres, va a saber, si es necesario, aconsejar a un catador que se encuentre ante un cruel dilema.

Fabrice SOMMIER es Maitre Sumiller de la Unión de la Sumillería Francesa y aporta su saber-hacer para que los vinos seleccionados correspondan, para cada denominación, a lo que estamos deseando.


Además de sus numerosos títulos y funciones, utiliza su experiencia de Chef sumiller en el restaurante gastronómico Georges BLANC (3 estrellas en el Guía Michelin) y su puesto de comprador de vinos para dicho grupo (restaurantes, bistrós, tiendas, etc.) para elegir con tino la bebida más adaptada a un plato, a un momento o a un acontecimiento.